lunes, 16 de octubre de 2017

País por cárcel

Dorian García G.

DICTADURA
El debate es político y un coma de oscuridades nos confronta. Hasta ahora a los venezolanos nos parecía que, el problema venezolano, dejaba de ser de los venezolanos y que las maniobras de la comunidad internacional nos protegerían de esta muerte lenta a la que con lento dolor hemos sucumbido por casi 19 años.

Los esfuerzos internacionales han resultado ser una campaña de silencios estratégicos, que presumen de accionar a la distancia para, hasta ahora, con la reserva del caso no hacer nada.
 

 
Los opositores al Régimen hemos comprobado que contar con la mayoría, no significa nada ante el abuso de Poder. En Venezuela, la Constitución es letra muerta, los Derechos Humanos  se han convertido en simple truco dialectico y las instituciones en la morada de trampa.

No hay salida consensuada a cualquier intento conciliatorio posible; el régimen se empeña en dañar cualquier asomo a salir de una crisis, porque significaría modificar su estructura de poder y aniquilamiento por el adversario. El Caso Venezuela se ha convertido en un tema geopolítico y de agravio a los Derechos Humanos de carácter internacional, pero eso los venezolanos no lo sentimos real.


El fraude electoral perpetrado. El primitivismo y el temor se siembran en las mentes y la intranquilidad de quienes durante más de 18 años hemos permanecido en oposición a la debacle nos coloca al borde de la crispación personal. Hoy somos víctimas de hordas de asesinos, de los desmanes autoritarios de una caterva de mafiosos y las inconsistencias numéricas electorales que anulan nuestros derechos elementales.

Vivimos asqueados de abusos y agresiones desmedidas. La arbitrariedad institucional de quienes conforman las FAN, CNE y el TSJ es innegable, vulgar y descarada.

Los venezolanos estamos a la espera de la comunidad internacional. De no producirse una reacción consensuada en el mundo democrático, seremos rehenes en nuestro propio suelo, el país convertido en una gran cárcel en la secuencia de planes que se han comenzado a fraguar, sin que se puedan advertir mayores procedimientos de acción y de auxilio por parte de la comunidad internacional.

Estamos en manos de vándalos y devastadores y sin una señal clara para que de este pueblo manso, alguien se apiade…

viernes, 21 de julio de 2017

La DICTADURA será desmontada

Dorian García G.

Venezuela NO TIENE MIEDO



Nunca fue tan franca la desesperación del régimen para concretar sus pretensiones hegemónicas. Nunca la violencia fue tan cruel y descomedida hasta llegar a lastimar a ancianos y niños indefensos dentro de sus propias viviendas.
Las manifestaciones de los vecinos pudieron dar cuenta de la saña de los agresores, algunos de los cuales vestían de paisano y solicitaban refugio para luego descubrirse como parte de la horda de facinerosos que ejecutaba las maniobras delincuenciales contra los hogares marabinos.
 
La maniobra manipuladora del miedo, está sumergida en el hedor de una “Dictadura Constituyente” que solo promete más represión. Lo que no entienden es que Venezuela perdió el miedo .
 
20 de Julio. Un día paralizante
En Maracaibo, desde Santa Lucía, Amparo, Sabaneta, Torres del Saladillo O Pomona, el clamor desesperado traspasaba la comunicación. Gritos desesperados y detonaciones se dejaban colar por la trémula comunicación telefónica en la que apenas podía interpretar las palabras llenas de angustia y de mi interlocutor.
 
Mucho se comenta sobre el origen de las acciones autoritarias en el estado Zulia, presuntamente ordenadas desde la Gobernación del Estado y su ejecución por parte de grupos irregulares despachados desde la alcaldía de San Francisco.
 
El mismo patrón fue aplicado en las manifestaciones de 2014 y hoy se reproducen sistemáticamente violando el derecho a la protesta, hasta excederse al hostigamiento de la familia dentro de sus propias viviendas.
 
Los que se fueron dejaron mucho por lo que mirar para atrás. Las características de los pueblos permanecen, porque los gobiernos pasan y los países quedan con todo y sus marcas de tortura. Nadie podrá pedir reconciliación a un país lleno de victimas y cicatrices indelebles. Este país se levantará a pesar de ustedes, los que lo han tomado por asalto y depredado.
 
El 20 de Julio, en la locura que se sirve de la necesidad, un agente del régimen pagó a 100.000 bolívares fuertes a cada motorizado que se prestó para llevar en su parrilla a un miembro de los llamados “Colectivos”, esos que exterminan y han traído infierno y dolor a nuestro país.
 
En la animalidad de las acciones, Guardias Nacionales se introducían en Ambulancias para franquear barreras y tomar por sorpresa a nuestros guerreros, a los jóvenes defensores del derecho a la protesta y aplicarles castigos a algunos perdigones a otros y a otros, cuatro en total… la pena de muerte en la calle.
 
Cuando la pesadilla pase, quedarán heridas insondables y cicatrices inocultables. Más vale que se haga justicia; de no ser así alguien tomará la libreta de pagos… y cobrará. La Justicia les alcanzará con su brazo largo y castigador. Cuidado pues.
 

miércoles, 14 de junio de 2017

QUEREMOS VIVIR EN PAZ

Dorian García G.
 
PORQUÉ ESTAMOS EN LA CALLE
¡Es la hora de la gente…
que salgan de sus casas!



La crisis institucional de Venezuela ha tenido entre sus consecuencias y productos la aparición de nuevas formas de protesta.  La música como expresión de denuncia social encara el problema de la perplejidad ciudadana y la necesidad de construir una nueva realidad social.

El canto, la música y el arte en general han sido medios eficaces para lograr que el mundo coloque su atención en diversos y variados temas. En los años sesenta, los hippies utilizaron el rock and roll para la expresión de sus utopías y reproches y con ello la protesta se tornó musical y sensibilizante.
 
La canción urbana cobra relevancia y el mensaje de esta cantautora. Nos deja el sinsabor de la ausencia de Libertad y su estimulo de lucha
Calle, ríos de gente, queremos vivir en Paz
… juntos somos más fuertes”.
“Ya no quiero ver a mi gente sufrir. Merecemos tener calidad de vida, salud, seguridad, justicia, respeto y democracia. Es nuestro derecho. A todos aquellos que creen en la libertad y la democracia, este video es para ustedes”.
¡QUEREMOS VIVIR EN PAZ!  - Laura Guevara
 

lunes, 5 de junio de 2017

El Mensaje de la Juventud Venezolana

Dorian García G.

“Venezuela es mi país…
¡No pienso dejarlo ir..!”

La diáspora venezolana se ha nutrido de jóvenes que apenas comienzan a desarrollar sus capacidades… en un país que no conocen, porque les ha sido vedado.

 El adolescente venezolano, ese que no ha hallado el país de nostalgia que muchos consintieron jugar a la suerte, se niega a dejarlo sin luchar. Estos muchachos se resisten a dejar que el país de sus padres muera sin su intervención.

Entonces y en pos de lo que hoy resulta un sueño, son muchos los que mueren en el intento sobre del restablecimiento ético y moral del país.

Venezuela, clama por un nuevo amanecer en Libertad. La Libertad y los Derechos no serán negociados; hermanos caídos…siempre los vamos a recordar como los seres que a este país salvaron.

Dios bendice a Venezuela
 
Christian y Richard
“Venezuela es mi país”

miércoles, 31 de mayo de 2017

MATAR A UN PUEBLO...

Dorian García G.

Así es la vida...
MIRANDO de SOSLAYO

Hay quienes prefieren soslayar el daño al que se asocian, mirando al otro lado y aprovechar, para beneficiarse de la oportunidad. Venezuela tras meses de entregar decenas de mártires en su lucha por conseguir la Libertad, siente en soledad su dolor.

Los países que integran el CARICOM, casi todos conformados por las islas del Caribe, siguen negando nuestra crisis y aprovechándose de los beneficios que obtienen de Venezuela.

Los últimos 18 años hemos sido víctimas de una depredación que marca historia y cuyos principales beneficiarios actúan también como inquisidores de las acciones que nos mantienen apartados del favor humano y los derechos asociados.
 
 Es conocido que en relación a nuestro reclamo del territorio Esequibo, el CARICOM (incluyendo a Cuba) apoya y favorece abiertamente a Guyana en bloque.  Pero, además,  también son los mismos que no permiten que los ciudadanos busquemos los cambios institucionales que influyan e intervengan a fin de recibir la ayuda internacional.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, ha sido una voz poderosa en el universo desolado de compasivos del pueblo venezolano, en un “concierto” en el cual sus críticos “parecen haber tomado partido por Maduro”. Los cancilleres de la OEA permanecen sin emitir una respuesta, mientras los cadáveres de mártires caen en las calles de un pueblo que lucha por ser escuchado.

Deberemos estar atentos sobre cuáles de estos “amigos”… actúan a favor de nuestro derecho a ser libres como sociedad y lograr salir de esta pesadilla. “El amor y el interés se fueron al campo un día…”

Amanecerá y veremos.

lunes, 22 de mayo de 2017

... TÚ A MI ME LAS PAGAS..!

Dorian García G.

ESCRACHE  no es una palabra de moda; tiene antecedentes.

Escrache fue aquello que le hiciera, a la Gente del Petróleo en Abril de 2.002, un perturbado con su pito, cuando una infección se apoderó de PDVSA, echando a la calle a sus trabajadores gritando voz en cuello un “¡Pa´FUERA!” que aún retumba en la exitosa diáspora venezolana.

Escrache es la acción de infamia que, turbas de odio organizadas, hicieron a las familias en los campos petroleros de nuestro país para despojarlas de sus viviendas,  emboscandolas e infundiendo terror a sus familiares.
El escrache se convirtió en iniquidad y despojo de las tierras que con tesón y esfuerzo rescataron de la improductividad los ganaderos del Sur del Lago, de las márgenes del Rio Turbio o las de todos los productores del país.
 
QUE NO “ESCRACHEMOS”… No siento que deba pedir permiso a nadie para discutir aquello que mi memoria exclama en reclamo a mis derechos personales y los de mi entorno afectado. No aplicaré nunca la ley del Talión, más los barbaros no pueden ser disculpados siendo ignorados, ni convirtiendo sus acciones en hechos para los cuales guardemos moderación... ¡Pero cobraremos..!
Yo los recrimino y los señalo con desaprobación y la autoridad que me brinda el 350 que envuelve el espíritu de la Constitución de mi Patria.
Sujetos que, sin piedad alguna, actuaron desde la más absoluta venganza al éxito y la capacidad de gente calificada. ESTOS MAL… vados no pueden transitar sin la censura  propia a su bajeza. ¡YO los tengo en la mira..!

La memoria es frágil pero pesa en el alma. Que no escapen.

miércoles, 10 de mayo de 2017

La CRIMINALIZACIÓN de la PROTESTA

Dorian García G.

En Venezuela se juzga a civiles
en Tribunales Militares



Esto lo pude entender luego de escuchar a Gonzalo Himiob Santomé, Director del Foro Penal Venezolano.

Nicolás Maduro continuó ayer su proceso constituyente sin el apoyo del chavismo crítico, con el rechazo internacional y amparado en un nuevo capítulo violento contra miles de opositores, que fueron hostigados y perseguidos en las calles de Venezuela. Represión que se profundizó con la puesta en marcha de una nueva estrategia para amedrentar a la Venezuela que protesta: juzgar a civiles en tribunales militares.

 Casi 300 detenidos están en manos de jueces y fiscales militares, según la denuncia realizada por la Mesa de la Unidad Democrática y por ONG de derechos humanos.

 El juicio militar es solo para Militares cuando cometen delitos militares, no cuando se cometen delitos comunes. Si el militar comete un delito común debe ser juzgado en Tribunales Civiles.

Criminalizar la disidencia pacifica va contra la Constitución. Eso es autoritarismo y quienes lo cometan serán juzgados por violar la Constitución. Someter a (251) civiles a la Justicia Militar, es completamente ilegal.

Padrino López no tiene competencia para eso, aún cuando los Tribunales estén acatándolo por ser una Orden; el Código Orgánico de Justicia Militar no comprende este tipo de sanciones y Padrino interpreta, erróneamente, por desconocimiento del hecho legal.

El uso de tribunales militares contra civiles busca construir una narrativa falsa que lo justifique, haciendo creer al mundo que hay una confrontación bélica, una rebelión armada. No puedes detener a una persona por hacer algo que la Constitución permite; derecho a la disidencia y la protesta ciudadana.

Si alguien comete daños a una institución militar, la jurisdicción penal lo ubicaría. Es una jurisdicción excepcional. Es un esfuerzo para criminalizar la protesta, donde NO hay evidencias; una maniobra que tiene una meta absolutamente política.