miércoles, 13 de julio de 2016

PADRINO DE QUIÉN… DEFENSA DE QUIÉN...?

Dorian García G.

En la Venezuela del siglo XXI abundan fanfarrones quienes se han hecho de barras y estrellas sin siquiera soñar estar involucrados en guerra alguna, como no sea contra el propio pueblo venezolano, irrespetando el mandato y deberes de la Constitución pero alentados por sus propias miserias ligadas al oportunismo y la codicia.

Mientras el país se resiste a la pérdida de derechos constitucionales hay quien insiste en rebuznar sus demencias, haciendo de títere obediente a conductas impuestas desde Cuba, para cumplir con los mandados que, a la vista nacional e internacional, no pueden ser ignorados. El mandato del pueblo no puede ser negociado.

El dialogo debe manifestarse con el pueblo, al respetar su decisión en las urnas electorales, cumpliendo el mandato de la Constitución.

Hoy el país, militarizado y a la expectativa, se cierne sobre un polvorín que amenaza con lo indescifrable. Mientras, en los cuarteles… el honor no se divisa. 
 

Padrino López
Padrino López, no está dentro del grupo acusado por la justicia norteamericana que ha sido sancionado con cargos de narcotráfico y lavado de dinero. Padrino, es en cambio un factor de enlace entre la Habana y Miraflores para colocar un hombre de confianza que dispute el poder dentro de los dos grupos dentro de las FANB; el otro grupo lo comanda Diosdado Cabello

La caterva militar enchufada durante el período de gobierno de Nicolás Maduro, es una cadena compuesta por aproximadamente 36 efectivos del Ejército que han tenido control de, por lo menos, 100 mil millones de dólares, hasta llegar a Vladimir Padrino López como Ministro de Defensa de la Nación, recientemente convertido en el Supra ministro del Régimen de quien, según anuncio de Nicolás Maduro, los ministros de su gabinete quedarán subordinados a la autoridad recién creada para la “Gran Misión Abastecimiento Soberano”, bajo el mando Padrino López quien la ha calificado como un "asunto de defensa y seguridad de la patria".
 
Ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López

Rodríguez Zapatero
¿MEDIADOR… de cuál mitad?

Zapatero, apuntala las directrices dictadas por La Habana y trata de embaucar a la oposición venezolana propiciando un “Dialogo” distractor que, solo pretende hacer tiempo para alargar los lapsos de “negociación”, para que no se ejecuten las  pautas y así postergar lo pretendido por la MUD; revocar a Nicolás Maduro en el 2016.

Lo peor que pudiera determinar la Unión Europea, es decidir colocar como representante a este agente de los planes de La habana. El mandado, junto a Martín Torrijos y Leonel Fernández, le calza como hecho a la medida; “Zapatero a su zapato”. El trío quiere confundir a la opinión internacional y descarrilar el prescriptible “Revocatorio”.

Revocatorio… ¡Como sea!
Es necesario advertirles que el “Revocatorio” no está depositado solo en la esperanza ni la Fe; al día de hoy, la oposición al régimen chavista, luego de hacer lo posible y lograr lo imposible, no cede ni se transa con las hábiles zancadillas de quienes solo quieren permanecer en el poder porque se saben derrotados del favor ciudadano y su derecho constitucional de sacar a Nicolás Maduro del poder.

Por el bien de los venezolanos, se deberá cumplir con lo dispuesto en la Constitución acerca del “Revocatorio”; la salida de Nicolás Maduro es inaplazable, y el país está determinado a conseguirlo…¡Como sea!

lunes, 30 de mayo de 2016

DIALOGANDO CON SORDOS

HABRÁ REVOCATORIO... ¡COMO SEA!

 Dorian García G.

No hubo dialogo en Dominicana. Los esfuerzos internacionales que dio lugar a la gestión del G7, gestionado por los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Lionel Fernández y Martín Torrijos, con representantes del régimen y de la oposición en Punta Cana, no brindaron los resultados de un posible dialogo, donde llegar al Revocatorio este año, es punto fundamental.

 
El modelo de negociación se basó en realizar reuniones por separado de los ex mandatarios, con los representantes del gobierno y con los representantes de la oposición, en los hoteles All Sol y Eden Rock de Cap Cana, respectivamente.

El “chavismo”, continua consolidando estrategias para aferrarse al poder. Jorge Rodríguez y Elías Jaua, se han constituido en los principales voceros del fracaso sobre el esfuerzo ciudadano, por las vías constitucionales, que se haya realizado hasta el momento, tratando de bloquear la salida que más del 75% de los venezolanos manifiesta como salida urgente.

A la posible mediación del canciller del Vaticano, monseñor Paul Richard Gallagher, le han prohibido el ingreso al país, temiendo con ello que las salidas posibles se traduzcan en violencia, campo que desde el régimen es favorecedor a sus planes de que la consulta no se realice, a sabiendas de que lado tiene la mayoría de consenso.

La “rectora” Sandra Oblitas, obediente a la “banda de los seis”*, continúa cumpliendo su papel y niega la posible transición pacífica para, hasta ahora, convertirla en colapso.

Así pues el posible “dialogo” entre quienes tienen en sus manos el destino del país, de manera cordial y pacífica, no se ve muy claro y es además boicoteado por quienes desde la “izquierda” se han trazado una agenda de despropósitos para no aceptar la vía pacífica y la constitucional al Revocatorio.
 
Video:
La Asamblea Nacional de Venezuela solicita ayuda a Instituciones Colombianas para establecer verdadera nacionalidad de Nicolás Maduro.
 
"La permanencia de Maduro en el poder ya no se cuenta en días o en horas, sino en muertos". Quienes juegan al caos, que se preparen… Venezuela no resiste más la presencia de Maduro ¡Cambio Ya!

jueves, 12 de mayo de 2016

De "chavistos y chavistas"

Dorian García G.

El género y el mal uso del castellano
"MILLONES Y MILLONAS"
 
El mal uso del lenguaje castellano, se manifiesta acarreando consecuencias de un manejo deformante, débil y ciertamente mostrenco del idioma, incorporando vicios idiomáticos que deberán ser preocupación de la Academia y de quienes tomen en cuenta la formación de los conductores sociales y las consecuencias a futuro.

En Venezuela, para ilustrar con pertenencia, la aparición de modismos virales idiomáticos, implantados desde una cúpula política, ha repercutido en que “el pueblo” sea víctima de la pobre formación de sus dirigentes, quienes trasladan a la masa popular sus vicios como deformantes de la lengua de Andrés Bello.

Esta es una defensa, más que de la lengua, del sentido común.
 


Presidente o Presidenta
En la lengua castellana, en el español, existen los participios activos como derivados verbales. Por ejemplo, el participio activo del verbo cantar, es cantante; de atacar es atacante; el de sufrir, es sufriente; el de existir, existente.El participio activo del verbo ser es "ENTE".

El que es, es el ente, tiene entidad. Por esta razón, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega la terminación “ente”.

Por lo tanto, la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independientemente de su género.Se dice estudiante, no "estudianta". Se dice adolescente, no "adolescenta". Se dice paciente, no "pacienta", comerciante, no "comercianta".
 
Las cosas por su nombre
En Venezuela, el “hombre negro” nunca fue tan negro y menos ciudadano como cuando un aventurero degeneró en una caricatura de político y en símbolo indestructible e insuperable de mediocridad. Es el mismo a quien se le atribuye la debacle institucional de la democracia y la pérdida de riqueza del país, decidió darle una nueva descripción al hombre de color y decidió apodarlo como “afro descendiente”.

Este personaje fue el mismo que quiso hacer del sexismo idiomático una bandera de su propia misoginia, su propio feminazismo.

El lenguaje construye realidades y dejará intenciones confiriéndole sentido y significado a las relaciones  humanas y eso es lo peligroso de lo que ha sucedido en Venezuela ya que desde el gobierno  y todo el estamento político se ha tratado de imponer  una neolengua.

Este régimen, extendido por más de 17 años, incorporó a la Constitución de Venezuela una suerte de sexismo demagogo lingüístico incluyéndole en su contenido “venezolanos y venezolanas” y anexó en los discursos “todos y todas” y llegó a cambiar a género femenino el nombre de algunas profesiones y quehaceres  como “estudiantes y estudiantas” envés de “los estudiantes”. O "Medico y Medica" por EL médico y LA medico", “juez y jueza” por “EL juez o LA juez” que manifiesta el ahorro del idioma como concepto establecido.

La operación iniciada por Chávez y continuada por todos los jerarcas del poder no es nueva, todos los totalitarismos de la historia del mundo la han practicado.

No conforme con la expresión y alcances de sus excesos comunicacionales, modificó los símbolos patrios, cambió los nombres que con orgullo exhibían los buques de la flota nacional, de calles y avenidas, de la moneda hasta devaluarla y hacerla polvo. No sólo  han alterado reglas del lenguaje y creado adefesios lingüísticos, sino que han infectado el habla cotidiana con  términos marciales, tratando de militarizar la sociedad, haciendo uso de un nacionalismo y un patrioterismo patético.

Lamentablemente  la sociedad venezolana y en especial sus líderes le han seguido el juego al gobierno  y han terminado cometiendo los  mismos disparates que se generan desde las altas esferas. Es hora de llamar las cosas por su nombre y corregir entuertos y esto incluye a los disparates en materia de lenguaje.


Hugo Chávez  redefinió al idioma forzando las estructuras lingüísticas e intervino lo inimaginable hasta colocar al país en las situaciones más bizarras e inverosímiles, dignas de un nuevo y extravagante volumen de “Aunque Usted No Lo Crea”.

martes, 10 de mayo de 2016

Que llueva café

Los oídos sordos del régimen

Dorian García G.
El decreto de “emergencia” y lo que viene
El socialismo del siglo XXI no trajo cambio revolucionario alguno, ni en la maloliente figura del original ni la ignorancia de su prórroga.
Dos meses bastaron para que el dólar duplicara su valor en el mercado paralelo. Las reservas, escurridas y la pobreza ciudadana se hacen sentir en una humillante retahíla de necesidades y quejas que se expresan a diario en colas interminables, a la violencia y desesperanza que envuelve al 85% del país.
Para complemento, el régimen  impone un decreto de emergencia económica, y la medida que asume para expresarse es obligar al país a no trabajar y como corolario violentar la aplicación del Artículo 72 de la Constitución Nacional que procura un cambio de gobierno que el país reclama.
 
Ojalá que llueva café…
 caricaturas160510

Pero Maduro quiere asegurar que la destrucción sea total presume de someternos “COMO SEA”. Para ello, los apertrechados en el TSJ (sala constitucional) y el CNE obstaculizan nuestros Derechos, amén del encargo a los individuos del “alto mando militar”, quienes mantienen secuestrada la FAN, sembrando intranquilidad en la esperanza a la necesaria salida constitucional, democrática y pacífica, sin advertir que somos proclives a un estallido social, que podría atraparlos en su huida hacia adelante.
Esta gente ha hecho de la crisis y la polarización una estrategia de supervivencia. Lo cierto es que los decretos y sus proponentes están de emergencia. La salida está cerca.

Ministro Pérez Abad golpea a presidente del sindicato
de la Corporación Eléctrica Nacional  Corpoelec-Venezuela  
 
La Venezuela de hoy es una suerte de sociedad primitiva a la espera de la lluvia. El país está cansado, el juego político luce trancado y todo se expresa en las constantes colas por sustento, en el exigir la liberación de los presos políticos y el respeto a los derechos civiles que desde el régimen se empeñan en ignorar. Parecieran no darse cuenta que la explosión está a punto de suceder. Hasta cuándo.

domingo, 10 de abril de 2016

Con VERGÜENZA… SINVERGÜENZA

Dorian García G.

Porque te quiero te aporrio
                                                                           -Dicho popular-

 
En aquellas "Parlamentarias" el país opositor no votó. Pero yo lo hice por ti, creí que sabía de tus cualidades altruistas. Entonces contabas con mi respeto. Fuiste mi único voto de confianza; me equivoqué.
 
Hace poco tiempo, por este medio, experimenté vergüenza ajena por quien, alguna vez, gozó de mi aprecio y hoy se manifiesta como antítesis de una persona honorable.

 

No faltó quien haciendo uso de su opinión, que respeto pero no comparto, surgiera en su defensa en términos de disgusto para silenciar mi voz de censura.

La respuesta automática de reproche a mis palabras a  quien es un personaje público, desacreditado nacional e internacionalmente, puedo entenderlas en virtud de la cercanía y afectos a este personaje. Personalmente, no puedo mas que desaprobar que me pidan hacer silencio o suavizar mi antagonismo a este tipo de escenarios de desentendimiento entre quienes sabemos como son las cosas de este régimen y su corrupción, creador de fortunas instantáneas de la llamada "boliburguesía".


Estoy claro sobre lo que significa el daño colateral. Me pregunto si el causante del perjuicio a todos los venezolanos, ese protagonista que sirve de soporte incondicional a la tiranía, ha pensado en su familia y la protege anteponiendo su desenfrenada pasión ideológica y su desmedido lucro personal por la crítica que necesariamente debemos hacer con los ojos inyectados de coraje. Será que debo ser considerado, quien debe hacer silencio y aceptar sus arrebatos lucrativos y de primera plana.

 
Quien respalda o acompaña a Nicolás Maduro, y su caterva de delincuentes en la aniquilación de mi patria, no es mi amigo, no puede ser sino un individuo al que debo señalar como culpable de los más despreciables epítetos al permanecer al lado y apoyan el presente, triste y demoledor de nuestra historia personal. No me retracto ni me permitiré en mi juicio flaquear, luego de más de 17 años de suplicio.

Quien sienta que ha sido ventajoso para su crecimiento personal y el de los suyos, deberá estar complacido y, de seguro… está “enchufao”. Mas aquél que soporta a un "amigo" en esta condición, no es solo un "sinvergüenza"; parafraseando a unos por ahí, es un "apátrida".

Aquí no hay medias tintas ni neutralidad; estás conmigo o contra mí.

martes, 29 de marzo de 2016

CANCER en VENEZUELA HOY

Dorian García G.

La tragedia de morir de mengua

En Venezuela, los enfermos de cáncer no solo tienen que batallar, como todos los venezolanos, con la subsistencia alimentaria y la precariedad en la que todos nos vemos inmersos, provocada por un régimen destructor de la garantías constitucionales, y que al día de hoy acaba con la salud del país para minimizar la resistencia mayoritaria a su permanencia en el poder.

Patológicamente, el 4 de febrero se conmemora el “Día mundial del Cáncer”.

Juan Saavedrea, director de la Clínica de Prevención de Cáncer, donde dice que las muertes por esta enfermedad en Venezuela son más elevadas que en el resto de los países latinoamericanos, con un saldo alarmante: 6 de cada 10 pacientes con cáncer mueren, la media en la región alcanza solo el 3,5 de los enfermos.

Para el 2015, se estimaba que al menos 24.812 pacientes perderían la vida a causa del cáncer según un estudio realizado por la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), Laboratorios Nolver y el Centro de Estadística y Matemática Aplicada de la Universidad Simón Bolívar (Cesma).

A la fecha, no hay cifras oficiales que permitan establecer de forma fidedigna una información confiable, como tampoco un pronunciamiento que ofrezca una oportunidad a los pacientes a alargar su vida.
 
¡Sálvese quien pueda!
 
Testimonio
La crisis en Venezuela afecta severamente uno de los principales derechos del ser humano, el derecho a la Salud. Recientemente el Parlamento venezolano tuvo que declarar emergencia en este sector debido a la grave escasez de medicamentos, insumos médicos y el deterioro de las infraestructuras hospitalarias.
El panorama que atraviesa Venezuela puede configurar un norte fatal en las decisiones que el ciudadano llega a plantearse frente al estado de las cosas.
 
Una salida desesperada

Testimonio
 Yo, Fabio Fuenmayor, médico de Cuidados Paliativos del moribundo Instituto de Oncología y de Hematología, les pido a mis pacientes que ni siquiera pregunten por mi consulta y he decidido tomarme las 9 semanas de vacaciones vencidas del año pasado y las 11 de este año debido a que no tengo nada que recetarles para el dolor oncológico que constituye más del 90% de los motivos de mi consulta.

Hoy he sido informado que BADAN, prácticamente la única institución que expende analgésicos de manera masiva para los tratamientos que yo prescribo, está en la lona. Me imagino que empezarán a ocupar los anaqueles de sus centros de atención al público con estatuillas de José Gregorio y otras imágenes fabricadas diestramente en china, las cuales costarán una fortuna a más de un millar de bolívares por dólar, a menos que a un bolichico le entreguen divisas a 10 y las revenda a 200 para importar: imágenes santorales de primera necesidad. A esos desgraciados enchufados, les sugiero que importen Biblias y ediciones de El Corán, porque no solo a los católicos y a los santeros les da cáncer.

No gozo del cinismo de Héctor Rodríguez, ni de la desvergüenza de Pedro Carreño y mucho menos del espíritu demoníaco de Diosdado Cabello, para decirle a mis pacientes, mirándolos a los ojos, que no solamente se van a morir de cáncer, sino que además lo harán en medio del sufrimiento de terribles dolores, que si bien en condiciones normales son difíciles de tratar, hoy en día por culpa del delincuente de la república, Nicolás Maduro, ni siquiera van a poder ser tratados.

Es muy difícil compartir día a día el deterioro, el sufrimiento y las complicaciones clínicas de un enfermo crónico; pero eso lo escogí yo, para eso llevo más de 30 años formándome y lo sigo haciendo. Lo que resulta inaceptable es presenciar ese mismo deterioro con las manos amarradas por un gobierno que les quitó a los enfermos desde la aspirina y los pañales hasta la morfina y las bombas de infusión. Cuando el delincuente trastabilliario de Chávez, llegó al poder, una ampolla de morfina costaba BsF: 0,0005, hoy: no existe, y si le decían a uno que algún día no tendría papel de baño se respondía “¡No vale! Yo no creo”.

Esta situación, no es una crisis de reciente aparición, no fue que el barco que traía los analgésicos naufragó por la emboscada de un huracán llamado Guerra Económica, no nos caigamos a cuentos. Esto se viene labrando de manera sistemática y programada desde que nos dejamos asaltar por el Socialismo del Siglo XXI y los cantos de sirena del intergaláctico. Yo estudié para manejar 8 tipos de analgésicos opioides en más de 30 presentaciones, más de 20 analgésicos no opioides en más de 60 presentaciones, 6 antiinflamatorios esteroideos en más de 15 presentaciones, más de 12 coadyuvantes de los analgésicos en múltiples presentaciones, todos ellos solamente para tratar uno solo de los síntomas de cuidados paliativos.
 
EL DOLOR. Poco a poco, toda esa farmacopea fue desapareciendo del alcance de mis pacientes. Mis colegas y yo fuimos reduciendo la oferta de alternativas, empezamos a exigirles a los familiares cada vez más esfuerzo para conseguir el tratamiento adecuado, debimos hacernos los locos con el costo económico de nuestras prescripciones; y hasta nos hicimos creativos cambiando las presentaciones que se disponían con la ayuda de los farmacéuticos (en especial soy muy conocido por los amigos de Fórmulas Magistrales de la Facultad de Farmacia de la UCV), hasta violentamos las normas haciendo uso de medicamentos ya vencidos.

Pero todo se acabó. Ya no hay nada que enviar a Fórmulas Magistrales, ya no quedan blíster vencidos en las gavetas y ya es un crimen y una desvergüenza poner a los familiares a literalmente, recorrer el país en busca de las sobras que se hayan colocado a buen resguardo para no ser consumidas por el dolor de una enfermedad a la cual tampoco se le da cura.

La única esperanza que queda es que en medio de esta mortandad, en donde la mala muerte de cada venezolano está la muerte de un pedazo del país, llegue el ímpetu y la conciencia de la realidad de que es necesario no solamente salir de estas lacras que son Nicolás y sus compinches, sino de entender que quienes siguieron a la maldición que representó Chávez fueron los culpables y que ellos mismos están llamados a hacer renacer de sus cenizas esta nación mientras de manera individual cada uno muere con un pedazo de país.”


Dr. Fabio Fuenmayor Valladares
Médico Especialista Venezolano

miércoles, 9 de marzo de 2016

VENEZUELA. Escuela y totalitarismo

Dorian García G.

El Niño venezolano y la práctica fascista
 
Lo que leerán a continuación, no es una denuncia de lavado de dinero; es peor. Lavar conciencias es parte del ejercicio totalitario de un régimen que alcanza a permanecer impunemente, más de 17 largos años, atropellando y rompiendo pautas sociales que deberían ser defendidas, con vehemencia y sin temor, por quienes hacemos uso del honor de considerarnos ciudadanos.


¿Sabe usted quién “educa” a sus niños?

 
Venezuela HOY
Adoctrinamiento de niños en la escuela
Debo relatarles con desazón lo sucedido, en la tarde de hoy miércoles 09 de Marzo, el disgusto que he experimentado en el encuentro pautado con la Profesora Marlene Nava, figura conocida ampliamente en el ámbito cultural marabino. A mi llegada a su domicilio me informa sobre una escena pusilánime que pude constatar personalmente.
 
En la plazoleta localizada al frente de la iglesia de “Santa Lucía” de Maracaibo, pude observar a un grupo de niños uniformados que gritaban en coro marcialmente acoplado una frase que creo recordar, casi con estupefacción;  estamos practicando… un acto de enseñanza… de orden militar”.  Supongo que mi rostro indicaba mi desaprobación y vergüenza a este acto perpetrado hacia niños de los primeros años de formación básica, que no debían pasar de los ocho años, sin exagerar.
 
Acto seguido la profesora Nava me apunta de su indignación cuando observó que una “maestra” había ordenado a una niña que, como sanción por haberse equivocado en un ejercicio de orden militar, cumpliera la penalidad de realizar “saltos de rana”. Esto colmó mi prudencia y hube de expresar mi repudio a viva voz para llamar la atención de quienes miraban, el atropello en desarrollo de este acto bochornoso, sin  reaccionar a favor de los párvulos.
Entonces se acercó a nosotros una señora que suponemos "educadora" y que voz en cuello solicitó “respeto” a la práctica del lo que evaluábamos como un acto ofensivo a la condición de indefensión de los niños y del que estamos seguros sus padres no tienen la menor información.
El resto es solo denunciar esta desagradable situación, práctica que en la la novísima estrategia educativa venezolana parece provocar en los padres un mutis que a futuro será un reclamo de los niños que hoy sufren de maltrato, degradación e impericia de quienes se suponen ser supervisores de su crecimiento intelectual y mentores ejemplarizantes de su futuro.
 
Estoy indignado. Me pregunto si usted padre es consciente de que la escuela donde su hijo hace vida lo adoctrina. Sabe usted que su hijo utiliza textos que exhiben explícitamente material político-partidista, que buscan iniciarlos en prácticas alejadas del mandato y orientación de nuestra Constitución Nacional… ¿?