miércoles, 4 de diciembre de 2013

TODOS HEMOS PERDÍDO


Dorian García G.

La deuda de Venezuela es colosal e inimaginable. Solo este año más de 9.000 millones de dólares han sido acreditados al desbarajuste sin fondo que se realiza con beneplácito de chinos y rusos. Y el “hombre nuevo  sonríe. Hace la cola para alcanzar el cuerno de la abundancia, divertido y sin pensar en inflación, escasez o inseguridad. No sabe lo que le espera. Todos hemos perdido.

 
Las alarmas están encendidas. Para el régimen es necesario ganar las elecciones del 8 de Diciembre y para ello se vale de medidas populistas que el “hombre nuevo” aprovecha y toma complacido. No piensa y no transcribe para sí inflación, ni desabastecimiento.

El negocio nacional se ha convertido en un solo robar, guisar y regalar desde la poderosa PDVSA “roja-rojita” de Rafael Ramírez.

El protagonista de los platos rotos es el hombre nuevo”, es el individuo (o “individua”) de las colas interminables y la violencia contenida pero con su plasma de “gratiñan” bajo el brazo, que ha sido reducido a ser el mendigo de la dadiva gobiernera. Es el más útil instrumento del despilfarro en la campaña de echarle la culpa a otros por errores propios; el títere necio y resteado de la “revolución”, un pendejo comodín apasionado de la desidia de quince años de oscurantismo y depredación del tesoro nacional que aún grita “¡Uh-ah!”.

La  economía, es la ciencia que estudia la producción, distribución y consumo de bienes. El régimen cree que la inflación puede bajarse por decreto e impone medidas coercitivas y erradas que obligan a colocar el precio de los artículos a desequilibrio. En Venezuela nadie cree en el futuro ni el esfuerzo y la vida se ha transformado en un “golpe y cuida”.

El régimen ha decretado el derrumbe de la oferta y la muerte de la economía en Venezuela. Enero será de antología. El caos ocurrirá irremediablemente y para todos. Gane quien gane, todos hemos perdido.
 

 “Cuando la gente le teme al gobierno, eso es tiranía.
Cuando el gobierno le teme a la gente, eso es la democracia”.
                                                            - Thomas Jefferson –