jueves, 31 de octubre de 2013

VENEZUELA. El cambio indetenible

Dorian García G.   

Lo contrario del amor no es el odio,
lo contrario del amor es el miedo".
                                                                       Jorge Bucay

 
La jefatura de propaganda fascista del régimen, como parte de la escalada de las acciones malandrinas que lleva a cabo, se dio a la tarea de colocar en el Municipio Libertador un afiche donde aparecen tres iconos de la resistencia y Unidad Democrática.
 
El 29 de Octubre fueron desplegados en el centro de Caracas afiches con los rostros de Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado, conteniendo un encabezado donde los señalan como "La Trilogía del Mal". 


Freud define el odio como un estado del yo que desea destruir la fuente de su infelicidad. El odio es una manifestación de repulsión que promueve la destrucción del objeto odiado. El odio no es justificable desde el punto de vista racional, porque atenta contra la posibilidad de diálogo y construcción efectiva.

Alguna vez podremos comentar sobre cuando el odio fue protagonista de nuestra historia. Lo cierto es que nada podrá salvar a quienes como labor de sus bajos instintos han llevado al país por un despeñadero injustificable de separación social y deslave económico.

En Venezuela, el cambio es indetenible.