lunes, 29 de abril de 2013

Venezuela "Gobierno dictatorial"

Cancilleres del Mundo consideran
a Venezuela como NO Democrático
POR JOSÉ PERNALETE

DIARIO LAS AMÉRICAS

MIAMI.-La Comunidad de las Democracias decidió no permitir la participación de Venezuela en la VII Reunión de Ministros celebrada este fin de semana en Ulaanbaatar, Mongolia.

En esta cita de alto nivel sólo acuden representantes diplomáticos y jefes de Estado de las naciones a las cuales los otros cancilleres consideran democráticas.

A la VII Reunión de Ministros de la Comunidad de las Democracias asistieron representantes de 130 gobiernos, cuyas instituciones integrantes cuentan con autonomía y velan por el respeto a las libertades públicas. Estas naciones fueron evaluadas por un panel de gobiernos y de la sociedad civil.

La exclusión de Venezuela se sumó a las de Cuba y Nicaragua, en el caso latinoamericano. Otros gobiernos que son considerados dictatoriales y tampoco participaron en la reunión en Mongolia fueron Siria, Zimbabue, Bielorrusia y Corea del Norte.

Venezuela, que formó parte de las reuniones iniciales de esta organización de naciones, fue retirada de la lista de países democráticos por la carencia de un Estado de derecho, falta de independencia de sus instituciones, persecución a la sociedad civil, limitaciones a la libertad de prensa y carácter no democrático del gobierno.

Las acusaciones de fraude electoral en los recientes comicios venezolanos, la poca transparencia del proceso y los continuos abusos y violaciones a los derechos humanos en el país fueron las razones tomadas en cuenta para no invitar a la nación sudamericana.

La Comunidad de las Democracias (CD) es una organización que facilita la labor coordinada de gobiernos democráticos del mundo, funciona mediante mecanismos de interacción con la sociedad civil y realiza su reunión de cancilleres y ministros cada dos años.

La agenda de Ulaanbaatar se comprometió a fortalecer y garantizar la educación para la democracia, promover la cooperación regional de la comunidad multinacional, apoyar a la sociedad civil, intercambiar experiencias y promover cero tolerancia ante la corrupción.

La VII Reunión en Mongolia se centró en la transformación de la Comunidad de las Democracias en una organización dinámica, incluyente, transparente y de pleno derecho internacional. Además de conoció que ha comenzado el proceso de acreditación de la comunidad como organización observadora en la Asamblea General de la Naciones Unidas.

Pese a la negativa de invitar a un representante del gobierno de Caracas a la reunión, el venezolano Carlos Ponce Silén sí formó parte de la junta directiva de la sección civil de la Comunidad de las Democracias. Ponce Silén, coordinador de Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia (Redlad), es parte del comité directivo internacional de la organización (International Steering Committee).

Este fin de semana se organizaron foros en Mongolia para profundizar en asuntos vinculados con la sociedad civil, los jóvenes y los estudiantes, las mujeres, las personas jurídicas y los parlamentarios que representan los pilares de la Comunidad de Democracias. Está previsto que la próxima reunión se realice en El Salvador en 2015.