viernes, 26 de abril de 2013

Héroes de la Revolución

Calixto Ortega:
De presunto estafador a diplomático

Hace más de 20 años el abogado Calixto Ortega, se desempeñaba como litigante en derecho penal en la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia. En 1991 se vio involucrado en una estafa millonaria que afectó a los familiares de las víctimas de una tragedia aérea.

Esta semana sorprendió la decisión del gobierno de Venezuela en designar un nuevo encargado de negocios para su embajada en Washington.

Estados Unidos, por su parte, dijo que la decisión del gobierno venezolano puede ser un paso en la dirección correcta. Así lo informó la agencia AP apenas hecho oficial el anuncio.

El presidente recién electo, Nicolás Maduro, expresó que nombrar a Ortega como nuevo encargado de negocios de Venezuela en Washington, incrementará el diálogo entre ambos países con la misión de mantenerse en contacto con representaciones académicas, legisladores, voceros del gobierno estadounidense.

La designación de Calixto Ortega como alto funcionario en la embajada de Venezuela en USA no tomó en cuenta su falta de preparación en asuntos diplomáticos de quien fuera diputado de la Asamblea Nacional. Ahora forma parte del Parlamento Andino por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Sin embargo lo que más destaca del otrora asambleísta comprometido con la revolución es su ejercicio profesional en el pasado.

Ortega fue abogado defensor de la jueza tercera de menores del Zulia, María Cristina Sánchez. Según la fuente consultada, era conocida como una de las juristas más corruptas del circuito judicial. El proceso de investigación la señalaba como responsable de estafar, junto al secretario de su tribunal, a unas 150 familias.

Se conoció que luego del siniestro del avión DC-9, de Aeropostal, en marzo de 1991, ocurrido en el Páramo Las Torres del estado de Trujillo, la jueza y el secretario, a quienes señalaban como amantes, eran los albaceas o administradores de pensiones de menores. La tragedia del vuelo 108 de Aeropostal se había extendido más allá del duelo de todos los fallecidos en la montaña andina. El escándalo se produjo por las denuncias apropiamiento ilícito de indemnizaciones. Los pagos correspondientes como pensiones eran girados a sus cuentas personales.

Esta jueza y su abogado eran constantemente vinculados a las tribus judiciales corruptas del Zulia, antes de la llegada de Hugo Chávez al poder. Otras irregularidades relatadas por la fuente aseguran que Calixto Ortega trataba de sobornar a los periodistas e investigadores de temas judiciales para silenciar sus trampas.

Ortega era una de las piezas fundamentales del fiscal general Javier Elichiguerra, quien se desligó del chavismo para convertirse en crítico del pensamiento bolivariano. El origen del PSUV nace el Movimiento Quinta República (MVR). Ortega, advirtiendo la situación endeble de ese grupo político en su estado, trepó posiciones y fue electo diputado en tiempos en que el capitán Jorge Durán Centeno, dirigía el chavismo en el Zulia.

Otras informaciones sobre Ortega lo relacionan con su participación como socio del bufete que regenta otro abogado, conocido por defender estafadores. Su socio es el abogado Rafael Vidal, cuya esposa era fiscal del Ministerio Publico.

Sobre esta firma resaltan acusaciones en base a negocios de cobro para buscar sentencias en su favor.

Sus ramificaciones abarcan ser el defensor de delincuentes reconocidos, quienes son atendidos por su socio Vidal y él se encarga de asumir las defensas en litigio.

Lo cierto es que, a juzgar por sus apariciones en algunas fotos publicadas en distintos portales venezolanos, este nombramiento contradice el pensamiento socialista y modesto que pregona alto funcionario. Sin embargo no le vendría mal retomar su costumbre de adquirir ropa en tiendas de marca reconocidas o en lugares de Norteamérica como Las Vegas, donde pasarla bien es el objetivo.
JOSÉ PERNALETE