martes, 15 de mayo de 2012

“Nuestro Pastor”. Los Bocazas del absurdo

El día de las Madres vi absorto como voceros bipolares de gobierno y oposición, indistintamente, hacían propia la conquista de Pastor Maldonado en la disciplina que practica, a la que personalmente no identifico como deporte y con la seria duda de que sea popular. Sabemos de muchos personajes que han llegado a referirse a este como “nuestro Pastor”, sin atragantarse. Hay un país que los mira de lejos y anota.

El día de las Madres no pude olvidar cuanto nos cuesta a los venezolanos la atención del gobierno hacia nuestras más sufridas prioridades. Ese día tan particular, saque la cuenta y supe que el señor Pastor Maldonado le cuesta a PDVSA (a todos los venezolanos), la módica cantidad de mas de 200.000 dólares al día.


No es del dominio público, pero según en el Presupuesto de la Republica 2012 el monto estipulado a Maldonado es de 77 Millones de dólares lo cual es, sin contar otros aportes, cien veces mayor a todo lo asignado para el mejoramiento, la formación y atención integral de todos los atletas del país para este año.

Muchos corrieron a demostrar su satisfacción y no se cansaban de expresar su gozo por “nuestro Pastor”. Y es que hay que tener gónadas para encochinarse la vida y vomitar sobre si mismo, pudiendo quedarse callados y pasar inadvertidos. Esos vocerillos si que son formula 1. Vaya cómicos.

No merece la pena disertar sobre Maldonado y su cualidad como chofer. No nos sorprenden sus elitescos sueños socialistas, sobretodo en su caso, cuando la oportunidad tiene cara de hereje. A la Williams llámenla pendeja; mostrar un extracto del contrato entre PDVSA y la Williams lo comprobará.


"Según lo acordado, PDVSA paga a la Williams por la opcion 3 la cantidad de 244,92 millones de dólares, lo que representa Bs. 1.053,16 millones de bolívares entre 2011 y 2015 por el derecho de nombrar a uno de sus dos pilotos titulares: 44,32 millones de dólares en el año 2011, 46,54 millones de dólares este año 2012; 48,87 millones de dólares el próximo; 51,31 millones de dólares en 2014 y 53,88 millones de dólares en 2015".


Discurrir sobre el apoyo de los revolucionarios, tampoco es pertinente. Ellos mismos se transfieren el veneno y el mal de rabia; si no pregúntenle a Aponte Aponte o a Velásquez Alvaray. Para Danilo Anderson se hizo tarde; tal vez Luis Tascon pudiera refrescarnos la memoria y darnos una listita… ¡ups! lo olvidé. Vaya decadencia no.