miércoles, 23 de mayo de 2012

El Nuevo Poderío Nacional

Reapareció pelopintao
guapo y… ¿apoyao?

Al fin se dejó ver. Se comentaba que no estaba en Venezuela y decidió reaparecer en un consejo de menistros y menistras, ese selecto grupo de inocentes e inocentas conocido. Llegó a darles una nueva clase de historia e indiscreción, leer el libreto que se aprende en cada oportunidad para parecer docto.

Viene con el mismo talante, los mismos insultos y planteamientos. Manipulación fascista, apátridas y majunches, proyecto burgués, generación de incertidumbre. Como siempre, nadie sabe en que parará su trastornado parloteo que no obedece a guión alguno, ensimismado como siempre en una excentricidad creativa cercana al éxtasis.
Luego de casi catorce -14- años, habló de los diez grandes desafíos para concretar “El Nuevo Poderío Nacional”, en los que incluye a Bielorrusia e Irán y haciendo hincapié de esa absurda idea de imponer su autoritarismo tropical, dictadura con aroma a comunismo.

Hoy cuando tenemos a nivel nacional un racionamiento eléctrico, apagones permanentes, cuando la carne que comemos es argentina, cuando el pollo viene de Brasil, cuando en turismo y en oferta nacional somos los últimos a nivel mundial. El panorama es triste.

Hugo Chávez con descaro argumenta: "Sin el apoyo de Rusia no tendríamos el poderío militar que tenemos ahora". Entonces pensamos en las FARC y las palabras del ministro de la defensa colombiano. Mientras, el “nuevo mejor amigo”, Juan Manuel Santos se refugia, convenientemente, en el padecer de los venezolanos. Que pena tanta desvergüenza.

Si, el tipo salió con las pilas puestas. Planetario como siempre, pero ya no se le aprecia hinchado como un sapo. Especular sobre las dosis de litio nos daría para otra nota. Pudimos percibir que ha mejorado en su apariencia, le bajaron el tono del tinte azabache. Por lo demás es la misma miasma, con todos sus hedores y desalientos para meternos miedo.

Para gozar de respeto, hay que ganarlo y dar el ejemplo. De eso "pelopintao" sabe mucho y lo ignora todo.

Que hable de Capriles todo cuanto quiera; nosotros a prepararnos para el 7-O, demostrar que somos mayoría y recuperar la familia, rescatar al país y juntos remar en la misma dirección. Esta situación tiene que terminar; hay un camino.