domingo, 1 de mayo de 2011

EL EXTRAÑO AFFAIRE SANTOS-CHÁVEZ

No todos los “Santos” hacen milagros

Juan Manuel Santos, presidente colombiano, se ha convertido en el mejor publicista y vocero de, la sanidad santificada por él, la actuación del señor Chávez. Santos se pasea internacionalmente alabando la bizarra performance de Hugo Chávez, cual si de una panacea colaboracionista se tratara.

El gobierno colombiano halaga la "forma resuelta" y "sin vacilaciones" con la que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, actuó frente al caso de Joaquín Pérez. Pero mientras el gobierno colombiano asume el discurso, no podemos dejar el caso Makled a un lado. Quién dará la versión de lo que se malicia y aún no es conocido. La historia se teje con hilos rancios.


Hay alguien que ante cualquier eventualidad, arruga o deja colgado a sus compañeros para encubrirse con tal de salvarse él; una forma poco honorable de huir aterrorizado y recular a refugiarse en sus miedos patológicos. El Museo Militar debe hacer espacio a nuevos especimenes de heroicidad autoproclamada y evidentes pestilencias.


Una historia de terror… ismo
El "nuevo mejor amigo" fue solicitado telefónicamente. Un ring recordatorio del pago de la deuda por favores recibidos. La captura del presunto guerrillero Joaquín Pérez Becerra, alias "Alberto", es consecuencia de una extraña blandura entre los camaradas mandatarios.

Según información de inteligencia colombiana, alias “Alberto” es responsable de las ayudas económicas internacionales a las FARC, pero lo extraordinario es el gesto de Chávez en la captura y extradición de Pérez Becerra, quien no tiene deudas con la justicia venezolana.
Pérez Becerra, de acuerdo a los datos aportados, estaba integrado al estado mayor del bloque internacional de las FARC, incluso se le responsabiliza del manejo de contactos con organizaciones como “ETA”, y hasta de intervenir en la compra de armamento para las Farc. Las autoridades de emigración colombianas destacan que Joaquín Pérez llegaba a los campamentos de las FARC mediante el paso por los países vecinos durante los años 2003, 2004, 2005, 2006, y por última vez en el 2009, oportunidad en la cual visitó al guerrillero alias “Iván Márquez”.

La entrega sin mayores trámites convierte a Chávez en verdugo y socio expedito, operando como no lo hiciera con otros solicitados a solicitud de distitos gobiernos, individuos a quienes ha amparado y brindado tratamiento de huéspedes. Tal manejo, ha dejado un mal sabor de boca a sus camaradas del partido comunista y asociaciones cofrades.


Santos, no dijo lo que dijo… sino todo lo contrario
Según la internacionalista Virginia Contreras las declaraciones del presidente Santos muestran ciertas contradicciones sobre la existencia de campamentos guerrilleros. Tras dos afirmaciones distintas el mandatario remató con esta advertencia "Nunca dije que ya no hay presencia de las FARC en Venezuela, sino que los campamentos que teníamos localizados ya no están en el sitio donde sabíamos que estaban... hoy por hoy el Gobierno no sabe si esos campamentos están en Venezuela o en Colombia".

ANTECEDENTES
Las FARC son consideradas como una agrupación terrorista por 34 Estados (Colombia, Chile, Perú, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y la Unión Europea). Sin embargo, gobiernos de otros países latinoamericanos como Ecuador, Brasil, Argentina no le aplican esta calificación. El Régimen de Hugo Chávez en Venezuela, ha solicitado que se le otorgue un estatus de grupo beligerante a las FARC a las que no considera terroristas.

Sus seguidores, en suerte de hipnosis colectiva, le han rendido honores ante los decesos de figuras cercanas a Chávez. Víctor Julio Suárez Rojas, alias Jorge Briceño Suárez o “Mono Jojoy”; a Luis Edgar Devia Silva, “Raúl Reyes” o a Pedro Antonio Marín, mejor conocido por sus alias “Manuel Marulanda Vélez o Tirofijo” han sido homenajeados.