sábado, 12 de marzo de 2011

"ERAMOS FELICES Y NO LO SABÍAMOS"

Un revolucionario
no habla pendejadas
-Chávez espetando a una mujer del pueblo-
.
!LAS VOMÍTA!

Nunca creí en él. Me horrorizaba la idea, pero sabía lo que venia. Lo confronte en una visita que hizo a mi ciudad, luego de su liberación. La plataforma de un camión le serviría de escenario a su intervención. Quisiera poder borrar aquel momento de indignación donde hube de inmiscuirme antes de su arenga. Desde la fecha estoy de este lado de la barrera.

Todo, en este hombre estaba a la vista. Nada estaba claro, pero se advertían las costuras en su mal confeccionado disfraz democrático.
.
La escena librada con la señora fue lamentable. En los pequeños detalles y cuando se está desprevenido es cuando el hombre pone de manifiesto su verdadero carácter. Querrá el “comandante” que le coloquemos el repertorio de sandeces y mentiras con la que se ha adornado en más de 12 años.
.

GRÁFICA EN CONFORMACIÓN DE AUTENTICIDAD

PARA QUE NO LO OLVIDES
Entonces, era parte de sentimientos encontrados, del desconocimiento y una deteriorada visión del venezolano para apreciar lo que compartíamos en un país que, si bien no era perfecto, era lo mejor de Latinoamérica. Quién lo iba a decir.

Las mascaras hasta hoy se mantienen incólumes, enunciando mentiras y causando un daño generalizado a la salud de la nación. Gobernar, no es mantener el poder.

Chávez será derrotado en el 2012 y él lo sabe. El favor del pueblo será del tamaño del respeto que este individuo le ha dado. Chávez perdió pueblo. Amor con amor se paga.

UN DÍA, VENEZUELA
COLOCÓ TODOS LOS HUEVOS
EN LA MISMA CANASTA
… Y VINIERON LOS ARREPENTIMIENTOS

Yo observaba incrédulo a quienes estaban fascinados por el antropoide. Llegué a ser necio y aprensivo en mi desesperada cruzada, oponiéndome a lo que sucedía. Era un fenómeno de inmadurez envuelto en subterfugios y promesas falsas. Mil mentiras para millones de fanáticos, anhelantes de ellas.

En JVR, todo era predecible. Quién no se equivocó y hoy lo rechaza. Ismael García, Pablo Medina o el Padre Palmar, a quien personalmente escuché pedir al pueblo que “se armara para defender a la revolución”, y hasta llegar a decir que “NO importaba si ocurrían bajas… por que Dios estaba con el proceso”. Yo lo escuché. Pobre Padre, tragando hiel.

Algunos se apostaban como periodistas, visionarios y seudo patriotas. Ismael García, Napoleón Bravo, o el fanático Kiko Bautista; con todo respeto ¿qué podíamos esperar de ellos? Muchos han comprobado que emerger del mundo bizarro es posible. Ojala, en desagravio, trabajen por recuperar la tranquilidad nacional, perdida bajo su subyugada participación.


Hoy el petróleo sobre $100. ¿Que hemos conseguido? Más corrupción y una nueva clase boliburguesa que manifiesta infinito desprecio al país y que lo destruye en sus cimientos institucionales.

Debemos unirnos, deslastrarnos del odio que nos han impuesto. Los venezolanos nunca fuimos así, tenemos que rescatar arroparnos con la bandera de la Justicia, esa que a todos nos deberá alcanzar. Venezuela nos duele a todos.

“No hay nada
más peligroso
que la verdad”

__________