lunes, 7 de febrero de 2011

Arias Cárdenas; el Fantasma de la Opereta

Momentos bufos “revolucionarios”

La juerga rocambolesca del líder de la intentona golpista de 1992 en el Zulia, Francisco Arias Cárdenas: de conspirador conjurado a traidor a su juramento de lealtad golpista; de Candidato presidencial "opositor", hasta llegar a embajador, utiliti y diputado del régimen cuyo cabecilla es, según sus propias palabras "un asesino". La "revolución" da para todo.
Gracias por estar aquí,
gracias por su amor a la tierra zuliana,
por su amor por el Lago de Maracaibo

4 de Febrero 2011 - Arias Cardenas a Hugo Chávez

“Chávez es una ignominia,
un asesino manchado con la sangre de los venezolanos"



El periodista Miguel Ángel Rodríguez, en su programa "La Entrevista" del 2 de Junio de 2006 (RADIO CARACAS TV) retransmitió las declaraciones de Francisco Arias Cárdenas sobre los eventos del 11 de abril de 2002.

Francisco Arias: "Hay que responsabilizar, como ejecutor, al Ministro del interior Rodríguez Chacín.

Hay que, como autor intelectual, y jefe de esa banda de delincuentes,… al propio Chávez, al propio Presidente de la República. Esto es una acción contra el sentimiento más noble del venezolano".

Miguel Angel Rodríguez:
"Usted pudiera decir que la acción de los franco-tiradores estaba bajo conocimiento del Presidente".

Francisco Arias Cárdenas: "Absolutamente seguro que estaban bajo conocimiento, que fue ordenada y que es una mente enferma. Mire, tenemos que entender los venezolanos, y todos los venezolanos y le hablo todavía a los que tienen un poco de fe, guardan un poco de fe y esperanza. Quítense la venda de los ojos.

Estamos frente a un asesino, con toda la extensión de la palabra. Una persona enferma, un paranoico, enfermo de poder, que cree estar poseído de una tarea histórica, destruyendo y matando venezolanos.

Y esa gente que está allí, como el responsable de dar la orden de asesinar venezolanos, tienen que pagar con su culpa. Por las normas de la democracia, de la paz y de la convivencia… tienen que pagar su culpa.

Lo que no se puede es apoyar un minuto mas, un segundo mas, por favor, le hablo a la gente del Quinta República, le hablo a los venezolanos todos de bien, pero sobre todo me importa hablarle a los compañeros de armas.

No podemos seguir defendiendo, no pueden ustedes seguir defendiendo a esta ignominia. Un Presidente asesino, manchado con la sangre de los venezolanos”.