domingo, 2 de enero de 2011

La triste Navidad de la Venezuela cubanizada

2011 PROMETE UNA CALLE CALIENTE
.
Los apagones no se hicieron esperar y desde distintos puntos del país se vivió la oscuridad en la que lo tiene sumido un régimen, que ignora con terquedad la decisión de una nación que le ha dicho no a un eufemístico socialismo y se descubre abiertamente como comunismo, fiero y destructor.

Para el leguleyo Burócrata en Jefe, los espeluznantes refugios de damnificados no son una tragedia sino una fiesta. Su ideal de país es ese: toda Venezuela convertida en un inmenso refugio, con los venezolanos en chancletas, echados sobre deleznables colchonetas y vigilados por soldados con fusiles rusos.

La Asamblea Nacional da un Golpe Legislativo Habilitante, que viola la Constitución para tratar de imponer una dictadura que nadie solicitó. Venezuela rechaza el modelo cubano. El Parlamento no interpela a los ministros y a cambio de ello tortura al pueblo con nuevos endeudamientos, medidas económicas mal intencionadas que son asociadas a sus fines políticos y la destrucción del aparato institucional.

Con una deuda superior a 125.000 millones de dólares, inseguridad, sin trabajo ni salud, silencio maniqueo de la información, devaluación, IVA, desempleo, carestía, sin derecho a la propiedad privada, confiscaciones y escasez, el régimen quiere poner al pueblo de rodillas. Venezuela, está desprotegida, es el país con más alta inflación del mundo, es un país en ruinas.

Es el "socialismo" que el señor Chávez quiere imponer a Venezuela, sin leer al país que tras su autoritarismo no le permitirá convertirlo en la otra Cuba. Vendrán respuestas, Venezuela no se entregará a las quimeras de un autócrata.

VENEZUELA EN VIGÍLIA
HASTA EL 2012