miércoles, 29 de diciembre de 2010

Estado de Derecho y Desobediencia Civil

Articulo 350
VIGENCIA CONSTITUCIONAL

La desobediencia civil pasa por ser un derecho humano contemplado en el artículo 350 de la Constitución Venezolana. Este artículo proclama la invalidez e ilegitima todo acto autoritario de Estado o régimen de gobierno que vulnere los derechos individuales, procedimientos democráticos o la ley.

La protesta pacifica se impone dado el manejo represivo del gobierno, en sus reiteradas acciones, de criminalizar cualquier manifestación, que procurará convertir el reclamo de nuestros derechos ciudadanos en acto desestabilizador. La Carta Democrática Interamericana deberá ser invocada.


Delirio de poder vitalicio
El gobierno autoritario de Hugo Chávez, junto al Poder Legislativo Nacional por él controlado, ha desconocido la voluntad popular expresada en el Referendo del 2D del año 2007 imponiendo mediante subterfugios las propuestas contenidas en el mismo, burlando la voluntad del pueblo.

En sucesivas consultas la Constitución ha sido violada, reiteradamente, durante doce largos años de prácticas antidemocráticas, mediante la aprobación de leyes que desconocen el estado federal y descentralizado bajo el cual se organiza la República, instituyéndose territorios distintos a los cuales se les otorga competencias y recursos que corresponden a los estados y municipios.

La discriminación política como forma de participación se consagra con la promulgación de las Comunas Socialistas. El país ha sido dividido en torno al manejo de una propuesta que no fue aceptada y es tomada como forma de amedrentamiento y sumisión por quien opera al país como predio monárquico.


Algunos somos parte de esa “mayoría de mierda” de la que Chávez abusa e impone su desprecio. La otra mitad está constituida por una minoría militarista y zángana, en la que una fracción, oportunista y muy pequeña, disfruta de las mieles, sabiéndola inmerecida. Y otra fracción también buchona, gallinácea y sumisa, que espera apacible a que le llueva el maíz de las migajas que el teniente coronel golpista dosifica en cada campaña electoral y donde les promete repartirles más maíz y más populismo barato y adoctrinante.

Muestra de la práctica violatoria a los derechos ciudadanos, es la aprobación de una Ley Habilitante por parte Asamblea Nacional la cual delegó al señor Chávez facultades para sancionar leyes por un periodo de dieciocho meses, anulando la función legisladora de la recién electa Asamblea. El trabajo de sus monigotes está hecho, el objetivo del poder es el poder.

La calle espera por tu voz en una respuesta política colectiva y de unidad. Hay que vencer el miedo.