martes, 16 de noviembre de 2010

SANTOS; hombre de palabra. MALA PALABRA

Makled condenado
Aquella sonrisa enigmática a lo “Monalisa", que no podíamos desentrañar, lo confirmaba. Sus ojos apiñados de fiera intención, lo descubren como un protector de lo que le es sagrado y le hacen incondicional de la tarea encomendada. "Piensa mal y acertaras" dice el dicho popular y Santos ha dejado claro su fiereza con la arrogancia de un estratega de blasones diplomáticos en un extraño, pero lógico, intercambio con su “nuevo mejor amigo”.

Santos tiene la última palabra. La pelota está en su cancha y la maniobra no será develada hasta que el juego defina el resultado que se propone. Va a vencer, cueste lo que nos cueste, diplomáticamente o no. Es un estratega sin cómplices. El silencio se esconde tras su silencio, tras su mirada de táctico irresoluto.

.

Lo que temíamos ha sido anunciado. “Yo le di mi palabra (a Chávez) y una vez se surtan los trámites jurídicos se hará la extradición a Venezuela. Yo soy un hombre de palabra”, aseguró el mandatario colombiano, durante la presentación de su informe de los 100 días de gestión, Santos manifestó que era un compromiso adquirido con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, una “palabra empeñada”… a qué precio.

MAKLED: Santos ¿?... ¡yo te aviso!
Hugo Chávez ha insistido a Colombia en diversa oportunidades, la importancia de extraditar a Makled a Venezuela lo antes posible. Pero la esperanza, de Makled, guinda de la decisión de la Corte Suprema de Justicia Colombiana, que no come cuentos y goza de autentica independencia, y que al final tendrá la última palabra.

No obstante los intereses económicos de los poderosos de Colombia privaran, seguramente, a la hora de las decisiones. Mas según las leyes internacionales, se debe extraditar al país que tenga mas imputaciones. En el caso de Makled USA tiene una por narcotráfico, mientras Venezuela tiene dos imputaciones consistentes, por narcotráfico y asesinato.

El presidente Santos ha favorecido la situación interna económica de su país, cumpliendo con su rol de defensor de los intereses que demanda su investidura. A un lado queda la necesidad de justicia y sustentar la denuncia que compila Walid Makled contra el régimen comunista que se desarrolla en Venezuela. Todos los escenarios son favorables a Colombia; a qué precio.

Se tejen varias hipótesis sobre lo que bien protege Santos. Deberemos tener presente que hace su trabajo como presidente de Colombia, nos guste o no.

En adelante la seguridad personal del señor Makled estará en ciernes. Quién la garantizará condiciones que aseguren su vida en Venezuela. Y nosotros los venezolanos, tomémonos “una Postobon con una pasta” para el dolor del camino por recorrer los próximos 24 meses.

Qué pensará el Dr. Uribe Vélez de este infeliz episodio. Entre “nuevos mejores amigos” te veamos. ¿Santos?… ¡yo te aviso chiruli!

2 comentarios:

Dorian Garcìa G. dijo...

-Enviado a mi buzón ; -

Hola, amigo Dorian:

Lamentablemente, para los colombianos y también venezolanos de bien, tienes muchísima razón en lo que expones en tu artículo.
Santos ha traicionado a Uribe y sus hipócritas palabras causan indignación. ¿Cómo es posible que llame a Chávez su mejor nuevo amigo? ¿Cómo puede ser nuestro mejor nuevo amigo quien nos ha ultrajado, quien nos ha ofendido, quien nos ha irrespetado? ¿Dónde quedó la dignidad de Santos?
Yo comencé a desconfiar de Santos cuando, sin dejar enfriar la silla presidencial, invitó a Chávez, quien "se robó el show", marcándole el paso a quien más parecía una marioneta que un presidente.
Es triste y vergonzoso para los colombianos de bien el comportamiento de Juan Manuel Santos.

Un abrazo,
José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Dorian Garcìa G. dijo...

-Enviado a mi buzón;
Me parece muy interesante su análisis sobre la situación. Hay coincidencias.

Cordiales saludos,

Freddy Lepage Scribani
freddylepage@cantv.net