lunes, 11 de octubre de 2010

Valores de la Revolución: ISAÍAS RODRÍGUEZ

El olfato del embajador

En el nuevo anecdotario venezolano hay situaciones que siendo risibles, muchas de ellas apestan. No intentamos hacernos eco del sarcasmo ni hacer uso de lo peyorativo en cada faceta que convoca a este personaje, pero lo cierto es que casi sin tocar la condición apresurada de político, o la de diplomático y menos aún su performance como “fiscal”, preferimos solo colocar antecedentes de Isaías el “nunca bien ponderado” aguijoneado por apetitos, los propios y los de otros embadurnados de oportunismo y salpicados de ambición insaciable, hasta llegar a asumir roles como vidente o como en esta oportunidad, Isaías el poeta advenedizo.

El olfato y la dignidad caminan sobre un perfil de sinceridad íntima.
Isaías olfatea mal, y huele mal, muy mal. El inconveniente con la dignidad es que no admite excusas. "La dignidad, va de la mano con el sentido del ridículo, por lo que si se carece de éste es muy probable que uno caiga en aquélla repetidas veces".

Sórdido e insólito es revisar en el tiempo quién es Isaias Rodriguez, el hombre que sintió más dolor cuando mataron a Danilo Anderson que cuando murió su madre.


“…no quiero que la expresión sea oída de manera
sensiblera, es uno de los dolores más profundos que
personalmente he tenido en la vida, incluso tuve
oportunidad de compararlo con la muerte de mi madre,
y evidentemente la muerte de Danilo me impactó
muchísimo más que la muerte de mi madre, la muerte
de mi madre de alguna manera la estaba esperando”.


Isaías el Poeta Ortopédico
El que sigue es un trozo de Isaías Rodríguez, el autoproclamado trovador de la revolución quien le hace el quite a Tarek, no el de las molotov de la ULA sino el de Anzoátegui. Digo el otro el “poetiso” del que desconocemos su prosa delicada e imposible.

Mis ojos son par/mis ojos son dos/
mis ojos son par (pausa) dos
”.

No sabemos si Isaías Rodríguez en realidad no quiso ser insolente con el gobierno español, tal vez solo leía un poema a los etarras apresados en Guipuzcoa. Se corre en los medios que cuando les participaron que se los leería el autor en persona… estos cantaron, declinando la tortura. Si prefiere leer el homenaje a España, búsquelo en Google titulado como "Canto popular a España".

Pero no sabemos si es esto lo peor. Presumir de poeta sin alcanzar una medida donde la vanidad se complazca, no tiene precio. En España le han adjudicado titulo de “Peota” y a su obra “Peoma”.

Hay quien dice que Isaías no escribe poemas… los perpetra. Vaya usted a saber que quisieron decir.