sábado, 31 de julio de 2010

Julio César Pineda; el mágico Hilo de Ariadna

Irán representa lo apocalíptico
de la amenaza nuclear

Julio César Pineda nos sorprende, es “embajador jubilado” y así nos los cuenta para introducir su rimbombante -sin jactancia- y particular presentación al auditorio. Entre otros asuntos, Julio César Pineda ha figurado como diplomático, analista político y presidente de la Comisión Interamericana de Energía Nuclear. Hoy es aspirante al Parlamento Latinoamericano para el venidero 26 de septiembre formulado por el partido verde, Movimiento Ecológico de Venezuela.

Julio el César, prodigios de chamán, gurú y guía de la historia nos muestra el camino. Democracia y Libertad aguardan el encuentro tras persistentes aludes en un laberinto insondable lleno de demonios y trampas, tras una charada de más de once largos años.

Dotado de un fluido discurso que atribuimos a su trajinar y formación intelectual, nos va llevando por una realidad que en su disertación resulta más sencilla de comprender, de relación a un presente real y delicado que invita a no perder detalle. El embajador nos provee del dorado “hilo de Ariadna” para seguir la historia; en nuestro caso, solo deseamos ser hábiles para encontrar la luz al final del túnel.

La fabrica de bicicletas URANI-venezolana
Los venezolanos, nos encontramos en el laberinto nuclear sin tener plena conciencia de ello. El juego desinformante del gobierno del señor Chávez nos mantiene al margen de la verdad y sumidos en la farsa de sus elocuciones y, entre cancioncitas, ocurrentes anécdotas personales y descalificaciones, nos provee de quiméricas informaciones que nutre desde el confuso acervo de su propio imaginario.

Pero es bien conocido el acercamiento con la República Islámica de Irán y los vínculos diplomáticos con Corea del Norte que se mueve en el mismo ámbito impreciso y de peligroso calibre. Irán es un Estado nuclear y ha demostrado dominar la tecnología de los misiles. Hoy en día no puede argumentar la exigencia de reactores para producción de electricidad, porque es el segundo país de la OPEP y el segundo productor mundial de gas.

Hoy se conoce que las sanciones internacionales a Irán comienzan a impactar sobre Venezuela. Por medios diplomáticos, los negocios entre Venezuela y Teherán, se están viendo afectados a medida que toman cuerpo las penalizaciones (caso BID). Entre las incógnitas que han surgido por las nuevas sanciones de EEUU a Irán son las relacionadas al negocio petrolero, tomando en cuenta que el presidente Obama hace presión en este sector para forzar a Teherán. Chávez no tiene salida de este laberinto.

Venezuela juega un extraño papel de intruso, todo por la demencia de quien no quiere advertir el fracaso de una política que solo ha llevado a la destrucción de los ingentes recursos percibidos, la mayor riqueza que jamás hubimos de recibir y mal administrar en un franco juego suicida. Acaso estrategia de destrucción del siglo XXI.

Para rematar, todo apunta a que nuestro país sea execrado del concierto internacional, acompañando como lo hacemos de los enemigos de la paz mundial. Estamos en camino a ser los ricos más pobres del mundo y por si fuera poco de economía maloliente, con una triste y peligrosa fachada bélica y genocida.