viernes, 7 de mayo de 2010

COLOMBIA; mírate en este espejo

CUANDO EL RÍO SUENA
.
"El infierno está vacío
y todos los demonios se hallan aquí
"
...................- La Tempestad - William Shakespeare

Llegando a los albores del siglo XXI, Latinoamérica se hizo de errores en sus intentos de conformar su destino democrático en varias naciones. Son conocidas internacionalmente las crisis institucionales causadas en Perú por Alberto Fujimori y en Venezuela por Hugo Chávez, ambos con características emparentadas al atraso, populismo y corrupción, todo era posible para alcanzar sus objetivos. La mentira vestida de esperanza, su mejor arma.

Los ejemplos se multiplican y el apoyo sistemático es de origen conocido abiertamente, revelando como la tentación y estimulo al autoritarismo que recorre América Latina.

Colombia, en la elección presidencial del 30 de Mayo del 2010, atraviesa un fenómeno que podría tornarse en oscuro presagio si llegará a concretarse un triunfo en dicha elección de Antanas Mockus.

El peligroso desacierto podría dar al traste con la seguridad que le ha brindado a Colombia el exitoso desempeño de la dupla Uribe-Santos y la continuidad de la línea que ha colocado la lucha antiguerrillera en jaque.


MOCKUS; la lengua castigo del cuerpo
Candidato a la presidencia de Colombia por el Partido Verde

Mockus no ha ocultado su dubitativa admiración por Hugo Chávez. El señor Chávez ha sido un altisonante crítico del Gobierno de Álvaro Uribe y quien ordenara paralizar el intercambio comercial entre los dos países como forma de presión a los fundamentos establecidos de su apoyo y protección en territorio venezolano a la narcoguerrilla de las FARC y en represalia a un acuerdo militar que firmó Uribe con Estados Unidos.

Mockus frenó su pronunciamiento de admiración por el caudillo venezolano, reservando para si su enfoque personal sobre los aspectos que le podrían identificar con el señor Chávez. Pero Mockus ha expresado ser contrario acérrimo al presidente Uribe a quien dijo que “extraditaría” hipotéticamente. Mockus en constantes oportunidades ha debido corregir sus opiniones en clara falta de astucia e inexperiencia.

Mockus le promete a Colombia un error al declarar que “admira” al hombre que ha llevado a Venezuela a un estado de opresión que ningún pueblo merece, emparentar a Colombia con la amenaza totalitaria que Hugo Chávez representa y trata de extender en Latinoamérica. Se comenta insistentemente que la influencia del señor Chávez en el proceso colombiano, es una intervención solapada por una fuerte inversión económica, todo para conseguir que Santos fracase en sus propósitos y con ello propinarle una derrota a Uribe.

Pisar conchas pareciera ser el talón de Aquiles de Mockus, quien en una reciente entrevista radial resbaló y dijo que estaría dispuesto a extraditar al presidente Álvaro Uribe y al ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, también candidato presidencial, si la justicia del Ecuador se lo pidiera.

Juan M. Santos; seguridad y continuidad a Colombia
Candidato a la presidencia de Colombia por el Partido Social de Unidad Nacional. La “U”

Hablar de Juan Manuel Santos, periodista y economista que ha triunfado como político, es destacar sus actuaciones como contendor implacable contra los grandes flagelos colombianos; guerrilla y narcotráfico.

Santos es el candidato de Uribe y su oferta electoral encierra conceptos manejados sobre seguridad y continuidad de acción, en relación a políticas de confirmación democrática y resaltantes logros alcanzados en la más exitosa campaña de defensa, en la historia democrática colombiana.

De remate...
Aun cuando se anuncia una elección candente, si las encuestas son manipuladas crean cantos de sirena, quijotismos que muchas veces benefician a opciones desacertadas y que en definitiva plantaran consecuencias históricas en el devenir nacional.

Colombia se aproxima a una noche oscura de producirse el encantamiento de una visión disparatada, una trampa que los venezolanos no pudimos sortear y que nos ha costado once años de atraso y que nos mantiene al borde del sueño de un desquiciado. ¡Cuidado Colombia!

La contienda decidirá cuan responsables o no sean los colombianos en el destino de la Patria. Pero con lo que no cuentan los “berracos” es que los vientos democráticos podrían llevarles hasta la sartén latinoamericana, donde algunos cuecen dictadura.

La democracia es acreditada en la valiente decisión de Honduras, la renovada por el pueblo chileno, el ejemplo de Panamá y Costa Rica y se advierte en la decisión a futuro en Argentina y Brasil.

La oferta está en la calle… ¡Quién da más!

3 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Si me permites para ponerlo mañana en mi blog.
Abrazos

ALEXIS MARRERO dijo...

he tomado t post y lo he publicado en mi blog. claro sin saber que lo habría solicitado maltha... espero no haya problemas

ALEXIS MARRERO dijo...

lo publique en mi blog sin saber que que martha lo había solicitado