sábado, 8 de marzo de 2014

Carta a VENEZUELA

¡Me has hecho llorar Venezuela! 
Héctor Lemagne Sandó
New Jersey, USA

'Ver un crimen y mantener silencio es cometerlo”
“La libertad se hace a tajos, como las estatuas.”
                                                              José Martí

Hace varios años cuando hubo un supuesto derrocamiento de la dictadura chavista quien escribe se manifestó con la bandera cubana en el consulado de Venezuela en Nueva York, y firmó el libro. Pero también lloró junto a un grupo de venezolanos que creían ver al fin su Patria Libre. Ese día lloré al ver la alegría conque los hermanos de ese grandioso país cantaban su himno. Lloré porque añoré el dia que también yo pudiera estar celebrando lo mismo respecto a mi Patria CUBA. CUBA que lleva 55 años de horrible dictadura y a nadie le importa. Aquel dia lloraba de alegría por ese hermoso pueblo.

No miento cuando digo que lloro en silencio por ese bravo pueblo venezolano. ¡No tengo por qué mentir!

Lloré cuando vi las imágenes de los sicarios de la dictadura castrista, madurista disparándole al indefenso pueblo que se manifestaba PACIFICAMENTE contra las injusticias que a diario comete la dictadura de Maduro, y cuando me enteré que ya habían muertos. Pero más lloré cuando me asombré ver a Leopoldo López ante la estatua de nuestro Apóstol José Martí, dirigiéndose a su pueblo. ¡Eso tiene un simbolismo increíble.

Increíble porque Martí quería mucho a Venezuela y a todos los pueblos que Simón Bolívar liberó en esta aun sufrida América. Increíble porque este muchacho, Leopoldo López, se ha convertido en un líder único y capaz de llevar la libertad a su pueblo, y al mismo tiempo al pueblo del Maestro José Martí. Increíble porque Leopoldo López estuvo en el pedestal del Apóstol haciendo lo mismo que hubiera hecho quien a su espalda estaba. ¡Quien hoy no exija la libertad de Leopoldo López vive en el planeta Marte o en el de los hipócritas, fariseos y traidores!

Como un responsorio, a lo que llamaba mi Madre sobre ciertas coincidencias, mientras escribo recibo, la llamada de mi amiga Maite desde Venezuela, y me dice: “¡Esto está feo!” Conversamos por varios minutos y también me hizo llorar.

¡Me has hecho llorar Venezuela! Lloro de indignación de impotencia y hasta de rabia porque no tengo mas medio que este teclado para levantar lo mas alto posible mi grito de rebeldía contra tanta injusticia, tanto crimen, tanto silencio cómplice y criminal hasta de organismos internacionales que se supone abogan por la libertad y los derechos humanos. Lloro de vergüenza ajena por la hipocresía que muchos presidentes y líderes de Organizaciones No Gubernamentales, no esperaron un segundo para pronunciarse a favor del tristemente célebre Zelaya quien quería conculcar las libertades de ese también amado pueblo de Honduras.


Por favor, Hermanos venezolanos, no son los cubanos los que están contra ustedes. ¡Son los castristas! ¡Me vas a hacer llorar de alegría y felicidad Venezuela cuando al fin tú y Cuba sean completamente libres!

“O algo estamos haciendo mal, o algo estamos dejando de hacer,
o algo estamos dejando de sentir. Por eso Cuba aún no es libre."
 
"Nunca es suficiente lo que hagamos por la libertad de Cuba
mientras siga sojuzgada, oprimida y esclava”

"Cuba Será Libre Anyway"

Héctor Lemagne Sandó; escritor y analista político cubano
Secretario de Prensa y Correpondencia del CNP de Cuba
en Exilio (NJ-NYC) Corresponsal de CubaDemocracia yVida.ORG