miércoles, 24 de octubre de 2012

Con permisito... ¡que se jodan!

La prensa da cuenta de un país que reclama una absoluta desatención, que pareciera ser el programa para los próximos años. El comienzo de la semana comenzó con múltiples protestas en todo el país. Caracas, Bolívar, Zulia, Anzoátegui y Trujillo se alzaron con grandes manifestaciones.

Lo más insólito es que las protestas están conformadas por ciudadanos simpatizantes del autodenominado “candidato de la patria”, en cuyo discurso autoritario les advertía reiteradamente: “No importa si se va la luz o el agua, lo que importa es la patria”. Dicho esto, los mansos, votaron por la reelección de su verdugo.

Los habitantes de Francisca Duarte, en el estado Bolívar manifestaron este lunes y obtuvieron la respuesta del gobierno. Más de 20 heridos, 4 de ellos hospitalizados dada su condición, han sido victimas de la feroz respuesta del régimen al sector amotinado.

Chuo Torrealba desde su programa "Del dicho al hecho", la mañana de este martes, atacó a quienes, en su opinión, tienen una respuesta inapropiada ante venezolanos en desgracia quienes, avisados de lo que les esperaba, dieron su voto de confianza al régimen en su inacción continuista.

Según Torrealba, desde el lado opositor existe quienes antes del 7 de Octubre proponían un discurso de inclusión y luego del resultado obtenido en la elección hacen uso de un discurso inapropiado, emitiendo como comentario inquisitorio, y en mejor cristiano, la conocida respuesta “que se jodan”, lo cual podemos traducir como “¿no era eso lo que querían?... entonces cálensela”.

Cómo repudiar nuestra voz si ellos sentenciaron al país a seis años más de oscurantismo, de más violencia, de robo descarado al tesoro público, seis años más de justicia putrefacta, de abuso a los derechos humanos, de hambre, miseria y retroceso. Que nadie se atreva a endulzar este horror.

Pero en descargo al colega, con todo respeto en escenarios como este, hacer silencio es prudente. La herida está abierta y no existe mejor ejemplo que permitir que cada quien reciba lo que escogió para su futuro. Lo cierto es que en nuestra realidad siempre habrá comezón y algún docto quien querrá opinar como rascarse.

Las lecciones de esta elección las veremos cada día. Habrá quien tardíamente pensara haber perdido la oportunidad de contribuir a encaminar al país por el rumbo correcto. Pero lo peor y cierto es que todos somos victimas. Se ha hecho tarde. Con nuestro mejor talante y respuesta... ¡Que se jodan! Uh-ah.