viernes, 1 de julio de 2011

El tipo hablo NOS VEREMOS EN EL INFIERNO

Días de desmemoria… y desinformación

Chávez, reveló la noche del jueves que fue operado en Cuba para extirparle un tumor cancerígeno. Los estudios, que incluyen la evaluación realizada en los Estados Unidos y que diagnostica la presencia de células cancerigenas lo confirman así, lo cual hizo necesaria otra intervención quirúrgica que permitió la extracción total del tumor.

Resulta que, la tan divulgada operación de rodilla nunca fue tal, solo trataba de encubrir la operación en cuestión. La vanidad presidencial es una vaina y el “héroe del museo militar” antes de que los comentarios juzgaran sus coroticos masculinos, majadero como es, prefirió inventar lo de la rodilla. El tipo habló y también se cuidó de decir más de lo que debía.



La Iglesia Católica es un cáncer
de la Sociedad Venezolana.
Un tumor maligno que debe ser extirpado

Hugo Chávez – año 2002




Lo dicho no es todo lo que se cree, pero veamos. El desbarajuste comenzó en un periplo decidido en el aire, cuando repentinamente se sintió mal en pleno vuelo. La cuestión es que no lo trajeron a Venezuela, para no dar cuentas de la verdad y cuidando la posible fuga de información. En todo caso es difícil dar pronósticos de su estado de salud.

Se comenta que ha sido necesaria la intervención de especialistas de Alemania, Rusia y España quienes acordaron tratar con radioterapia prescribiendo dos sesiones diarias por 25 días, descanso de 10 días y posteriormente otras 25 sesiones. Existe inquietud médica por el cuestionamiento óseo, que se presume comprometido y sobre lo que no se decide aun como tratarlo.

El tipo está enfermo y disminuido. Hoy acude a la compasión sin acordarse de María Lourdes Afiuni, ni del comisario Forero, o de Alejandro Peña Esclusa a quienes ha negado reiteradamente el necesario tratamiento para el cáncer que padecen.


"NOS VEREMOS EN EL INFIERNO"A alguien se le va a caer el pelo y no le podremos seguir colocando el mote de “pelo pintao”. El tipo es fatalista y vocifera, creyente como es de oscuras manifestaciones esotéricas, que “esto se lo hizo alguien”. Lo cierto es que “la pelona” ronda por Miraflores. Pero de no ser así, estamos a un paso del 2012 y ahí lo queremos bien sanito pa´que se de cuenta como, sin quimio o radio terapia, se le va a caer el pelo.

Meterse con curas trae pava, pero si además decapitan e impactan imágenes religiosas qué Dios los ayude. A mí que no me inviten a misas herejes. Entonces pensamos en Franklin Brito, o que cuando murió el cardenal Castillo Lara hubo quienes festejaron la noticia. Entonces Hugo Chávez le brindó lapidarias palabras de despedida: “Nos veremos en el infierno”.

El tiempo pasa inexorablemente y el péndulo pareciera estar de vuelta. Ya veremos a la pandilla del PSUV buscándole una “Cuchita” a Tribilin y compitiendo por ver cual es la que le va mejor con su personalidad y color de ojos. Pónganle un joropo… ¡Búsquenle a Osmel!