viernes, 24 de junio de 2011

Divertículos del poder; la ruta de la empanada

Mientras se ponía al cuidado de la excelencia de la medicina cubana, la pelona se llevó un títere. El muy ladino, el baboso caído, hizo su papel, por no decir papelazo y pareciera irremplazable como inhabilitador de los aspirantes de oposición que pudieran restarle brillo al “micomandante”. Y el país ¡bien gracias! abandonado a su suerte, o mejor dicho a su mala suerte, desgracia y peor es nada.

Ahora se escuchan sobre los preparativos para el retorno. Son como una secta; se preparan para brindarle una bienvenida de héroe y ya hasta parecen competir con fiereza por la fotografía monástica al lado del gran gurú del socialismo del siglo XXI. Y uno se pregunta, qué batalla habrá ganado este personaje, que mas pareciera salido de la pluma de Pedro Emilio Coll, para merecer que el país sea convocado al papel de "chupamedias" de quien es solo un mortal común.

Las apetencias de quienes se tuercen las manos son advertidas. Jaua y una pequeña legión de jalabolas pelean titulares para ver quien puede ser millonario, o mejor dicho más millonario. No todos lo perros aúllan; algunos se ocultan tras las sombras a la espera de la presa y aun sin enseñar sus dientes el gruñido les delata.


Permisos inconstitucionales y fraudulentos
La diputada independiente María Corina Machado, integrante de la bancada de oposición en la Asamblea Nacional, argumentó que Elías Jaua, vicepresidente de turno, está obligado por el artículo 234 constitucional a asumir temporalmente la presidencia mientras Chávez permanezca en La Habana. La Carta Magna, no prevé ausencias indefinidas, por lo cual debió ser considerado necesario un debate.

Una vez más, el escándalo de la bancada roja-rojita sustituyó al dialogo y no fue posible una respuesta colegiada, o por lo menos decente, a la solicitud de cumplimiento de la Constitución. El debate no fue posible.

La realidad es que Hugo Chávez sigue en la Habana disponiendo como si estuviera en Venezuela. La moción fue apoyada por el 40% opositor, diputados electos con el 52% de los votos.

El silencio y la desinformación parecieran ser la “medida justa” aplicada al recinto asambleistico, donde ni medios ni periodistas tienen acceso. Este irrespeto se constituye en un acto más de atropello y control parlamentario de una bancada impuesta como mayoría, que actúa contraria a una adecuada visión de país y que no permite el conocimiento de la verdad.


A Shabe le acompaña el mal olor, ese que no le ha abandonado desde sus gloriosos días del Museo Militar donde su valentía era puesta a prueba. Pero él ha dejado un legado, está orgulloso de lo pestilente de su legión de títeres, arrastrados por la codicia, babeantes de oportunismo. Ahora entendemos de su extraña orientación; ellos siguen “la ruta de la empanada”. Los apetitos anidan tras bastidores.

El 2012 está a la vuelta. Algunos permitieron, sin luchar, que “Machurucuto” tuviese una segunda parte. Hay quienes tienen diverticulitis en el cerebro y en el corazón.

2 comentarios:

Angélica Mora dijo...

Besotes, cariños... todo lo bueno para ti en el dia del periodista...
tu admiradora de siempre

Inés de Cuevas dijo...

Queridos amigos, ¿cómo están?
Les invito pulsar el enlace http://inesdecuevas.blogspot.com/2011/06/premio-extensivo-periodistas-y.html
Para recoger un premio que hice extensivo a sus blogs.
Enhorabuena.
Un buen abrazo
Inés de Cuevas