domingo, 4 de septiembre de 2011

La “REVOLUCIÓN” SOLO DIVIDE Y RESTA

NO SUMA NI MULTIPLICA

Ya nada nos sorprende en este país de lumbreras coloradas. Nelson Merentes, el flamante “matemático” presidente del Banco Central de Venezuela, hace gala de conocimientos demostrando con exactitud meridiana, ante el polifacético sobador de barras doradas y mejor versado Hugo Chávez, su apego a la precisa matemática socialista robolucionaria.

Para Merentes “7 X 7 son 36… maj o menoj”. Para los venezolanos "Vivir viviendo" significa "Vivir dividiendo y comernos un cable".

Para Chávez en cambio 7 X 8=52 o aquella de 6X8 = 24. Pronto deberá haber un nuevo “Decreto Presidencial” sobre la moderna aritmética por la que se contabilizan los procesos en Venezuela. Recordemos cuando el señor Chávez dijo aquello que la crisis mundial no nos afectaría. Todos discurrimos, algunos abiertamente, cuanto daño nos acarrean los cálculos estadísticos que el ilustradísimo “micomandante” y su caterva de cerebritos rojos-rojitos imponen a nuestros bolsillos.

El gobierno está empeñado en mostrarnos el cristal de su tejado. A la pregunta de cuánto corresponde en kilos la cantidad de siete toneladas, el señor Merentes fue incapaz, de resolver la delicada operación para concretar la cifra formulada por el presidente-comandante. Vaya gerentes estos, los que cuidan nuestros intereses. Desaparecen cabillas, qué podemos esperar de los lingotes de oro.

Y es que Merentes y Chávez se meriendan las matemáticas como solo los robolucionarios saben. Es lema propio de la revolución “adquerir” los conocimientos necesarios para realizar con la destreza que les es propia la labor encomendada. Así que cuando empiecen a contar los lingotes de Oro, la tabla de restar es la única que va a funcionar. La “revolución” se ha convertido en un cacharro desvencijado y emblema de desprestigio, ineptitud y corrupción.
De allí que Rafael Ramírez nos esté metiendo gato por liebre con las cuentas de PDVSA, y aunque en el 2010 ganamos más divisas por concepto de petróleo, las cuentas son chucutas y parecieran secreto de Estado. Con esta gente se apandilló el hambre y las ganas de comer. “Piensa mal y acertaras”… ¡Uh-ah!

Los siguientes videos, son detalles de la eficiencia y capacidad robolucionaria. Pobres de todos cuando esta pesadilla acabe en diciembre 2012. Que cada uno reciba lo suyo.


SIETE POR SIETE, TREINTA Y SEIS
http://www.youtube.com/embed/ngmf5UBI94w

SEIS POR OCHO, VEINTICUATRO
http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=f4ziMkYSnB8

SIETE POR OCHO, CINCUENTA Y DOS
http://www.youtube.com/watch?v=zagcKHmFoW4