jueves, 4 de agosto de 2011

Hoy en el Aniversario de la GNB. Una comedieta

“Uno entiende por qué algunos
animales se comen a sus hijos”
- El hombre bicentenario -

Cuestión de Honor
Cuando la vida se escapa, las personas desaparecen. Se van de nuestro lado, como debe ser, como la ley de la vida lo impone.

Los canallas se escudan en la manipulación de la realidad. Se hacen llamar "Pueblo" para sentirse con derecho a atropellarnos. Ellos nos atan a los oscuros escenarios donde actúan, donde trampear no es suficiente. El proceder de los insensibles, raya en lo insostenible de sus pobres principios. Somos sus victimas.

Hemos estado expuestos a un acto lamentable, contradictorio y discordante, donde la supuesta conmemoración aniversaria a la Guardia Nacional de Venezuela, hoy bolivariana, giró en torno al ego insufrible de un ser sin escrúpulos, enfermo de poder. Un individuo intenta nuevamente dividir a los ciudadanos basándose en uno de sus lemas “divide y vencerás”. No lo logrará.

La trampa, más bien patraña, luce como manipulación y ruin engaño. Hay a quien sin parte medico, y según propias declaraciones, no tiene células cancerigenas en su cuerpo… pero le hacen quimioterapia y, según él como consecuencia de ello, ha sufrido pérdida el cabello enseguida de recibirla. La incongruencia, como su ambición, está a la vista. No tiene pudor ni pena al pusilánime episodio que interpreta. Quienes hemos tenido familiares aquejados con este mal, saben de qué trata este punto.

Ya nada nos toma por sorpresa ni puede levantar más suspicacias. Todo es evidente, descarado y explicito. A quien detenta el poder nada le importa, solo extender su permanencia. Hoy lo hemos visto nuevamente en un espectáculo mediático, orgulloso de enfundar su espada autoritaria.


Advertimos el mismo entorno, caterva de aduladores y aplaudidores de oficio, congregado para insuflar las apetencias de un autócrata que, sin vergüenza alguna proclama su intención de gobernar intemporalmente, "mientras ese cielo sea cielo, mientras esa luna sea luna, mientras el mundo sea mundo… nosotros viviremos y nosotros venceremos. Hasta la victoria siempre".

Venezuela no soporta más la comedieta, El caos es total. El país institucional reculante en su progreso es recentralizado, cercando las libertades. Pero lo más aberrante es el público cautívo. Valuamos una representación minima e impúdica de la GNB, una que se uniforma en hilos de marioneta e importa la voz del dueño del gran circo del sur. Hoy el honor, no se divisa. Nadie puede escapar a esta vergüenza.

Doce años y medio tiene el país sobreviviendo a un cancer lacerante del estado de derecho y la entrega de su soberanía. Viene el 2012 y, aunque algunos no quieran, esto se va a arreglar con votos. Oligarcas temblad…


UNIDAD
UNIDAD
UNIDAD